Veinte pasos

Sintió que el corazón se le salía. Ya no aguantaba más. Acababa de avistar la meta. Un poquito no mas y llegaría, pero ya no tenia las fuerzas suficientes para avanzar. Ni siquiera para quejarse. ¿Habrá valido la pena gastar toda mi energía para venir acá y decir “no mas’?, se preguntó mientras analizaba lo difícil que era llegar.

Veinte pasos. Solo faltaban veinte pasos.

Pudo haber quedado allí, de pecho al sol y pasar el resto de su vida lamentándose por su fracaso, culpando a los demás, al sistema, a su mala suerte. Solo le faltaba hacer un esfuerzo, buscar una alternativa para llegar. Solo son veinte pasos que no tienen que ser pasos en realidad. Se puede arrastrar hasta llegar, pues lo importante es llegar, sea parado o acostado. Veinte pasos que hacen la diferencia entre una persona de éxito y un mediocre fracasado.

Son veinte pasos que serán la diferencia entre tu vida y la de los demás, entre tu vida de hoy y la de mañana. Son veinte pasos que debes de dar, y si no puedes, arrástrate, pues lo importante es llegar a la meta.

Calle Peatonal Andrés María Paulino, Don Gregorio

557109_425869854121035_1655151636_n

 

Construcción de las plazoletas Andrés Maria Paulino en la calle peatonal del mismo nombre, ahora bien, ¿quién fue Andrés Maria Paulino?

Andrés M. Paulino fue el hijo único de Blanca. Nació en 1955. Su padre no lo declaró, por lo que llevó el apellido de su madre. Blanca trabajaba para darle todo lo que necesitaba su hijo. Era un joven inquieto y le gustaba jugar voleibol. Estudioso. Para ese entonces no había liceo en Nizao, por lo que los estudiantes tenían que trasladarse a Bani, al Liceo Francisco Gregorio Billini. Para ese entonces ese liceo era un bastión de los grupos estudiantiles FEFLAS y UNER. Hacían huelgas y todo eso. De Nizao y Don Gregorio habían unos cuantos estudiantes que se trasladaban hasta Bani. Andrés era uno de ellos.
Habría que entrevistar a gente que lo conocía de cerca como Café, Jesús Maria Santana, Gundingo Nonen el hijo de Altagracia Paulino, Glovis Reyes, asi como a sus familiares: Sofia, Sucre , Escarraman (éste era como su hermano, pues vivían juntos), Unfalio Carmona, etc.

Miguel Vicente Billini

Miguel Vicente Billini Brea y su esposa Tomasina Lara llegaron desde Bani y se establecieron en Nizao. Al Nizao ser elevado a Distrito Municipal, requería de ciertos servicios gubernamentales y para ello fue trasladado Miguel Vicente a Nizao. Era Juez de Paz y Oficial Civil. Cuando se retiro se fue a vivir a la capital donde sus hijos y murió allí en Santo Domingo. Tenía parentesco con Juancito Billini. También con el presidente Billini (Francisco Xavier) y su hermano Francisco Gregorio. El padre de estos últimos inmigro desde Italia.

Miguel Vicente Billini era un hombre de una voz autoritaria (mandón) y tenía su casa en el terreno donde están hoy el Colegio Las Mercedes, el Juzgado de paz y el Templo de los Mormones, rodeada de unos pinos altos a los que les llamaban “Los Pinos de Miguel Vicente”. Fue uno de los forjadores civiles de la comunidad de Nizao (como distrito). Un nieto suyo, Cotubanamá Dipp Billini, fue embajador dominicano en Barsil y Sub-secretario de Relaciones Exteriores en el gobierno de Jorge Blanco. Cotubnamá murió de cáncer el 10 de abril del 2007.