El gobierno y su trinchera

Es bien sabido que desde el gobierno se tejen unos hilos bien sucios, primero se le atribuía esa función a la Fuerza Nacional Progresista (Vincho y sus hijos), pero que ahora se cree los dardos vienen desde otros linderos, pero siempre atrincherados en el Palacio Nacional.

La campaña del PLD tiene dos caras: la que presenta Danilo Medina, y la que sale a escondidas, a gotas, desde Palacio, pues la estrategia no es solo meter al candidato oficialista a la gente hasta por los tuétanos, sino destruir al opositor. Algunos ganan carreras no porque avancen, sino porque el otro se atrasa. O como aquel boxeador que se abraza y cuando el arbitro no está mirando, dan su golpe bajo de manera disimulada.

En esa trinchera como que ha explotado la granada de la auto-destrucción. Los planes no se dan, no funcionan y la desesperación reina. No ha valido publicar decenas de encuestas pagadas con los dineros de todos los dominicanos; no ha valido acaparar los medios con publicidad que en vez de convencer molestan; no ha valido llenar todos los postes con afiches, pintarlos de sus colores, vallas por doquier, no ha valido la campaña sucia: haciendo el ridículo acusando a Pepe Goico de querer desarticular el gobierno haitiano (ahí quedó eso, ya no hablan de ello), luego unos ‘locoviejos’ convertidos a diputados por la locura MVP salen anunciando que a MVP le iban a dar un tiro en la cabeza. Nada de esto ha podido opacar los reportajes de Nuria Piera sobre los ladronicidios que se cometen en este gobierno, los millones que de manera extraa llegan a las manos de Felix Bautista. Las trincheras del gobierno están ‘desatrincheradas’ y su candidato, por mas que lo impongan, no cala, no gusta, es un gusta-poco, desabrido, y sumado ésto a la mayúscula corrupción que ya no es posible ocultar ni disimular, aunque estemos frente a los non plus ultra de la mentira, del engaño, de la fabulación y de la desvergüenza. No, porque el pueblo está harto y por más cosquillas que le hagan desde el gobierno no ríe. No ríe porque no hay motivo para reír; porque no le da risa a un padre de familia que no tiene que comer que le digan que estamos progresando, cuando éste infeliz padre de familia ya sabe que el progreso del que habla tanto el gobierno son los millones de euros que tiene Margarita de Leonel en Suiza, digo, en Dinamarca. ¡Llego Papá!

Bookmark the permalink.

One Response to El gobierno y su trinchera

  1. Antolyn Lionel Perez says:

    Me parece oír UN ECO, eso fuè lo mismo que escuche en el 2008 cuando el PLD se lo llevó en una primera vuelta, todavía se oye…. el TITUUUUUÀ!!!! La idiosincrasia de ese partido no es el trabajo en pro de la sociedad ni su desarrollo, con esa gente el país se atrasa…en tres ocasiones han prometido las mismas falsas esperanzas y sabemos los resultados: LO BUENO LO DAÑAN Y LO MALO LO EMPEORAN.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>