El invierno

El invierno no quiere ceder. El mercurio ha bajado hasta el punto de queja. Incomodidad, especialmente para una persona que creció bajo el asesino sol en un poblado costero del sur de la República Dominicana, donde al medio día solo transitaba por las calles el sonido de las trompetas que anunciaban el inicio del programa radial La Tremenda Corte. Y aquí, con un frio que hace que se sienta como si mil agujas penetraran las orejas…

Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>